Mundial de fútbol

Volver a la portada >
 
12345

España campeona del Mundo: claves del Mundial 2010 de fútbol

El Mundial 2010 fue un hito en la historia del fútbol español, y no es para menos. El año del waka waka y las bubucelas, el año del Mundial de Sudáfrica, España se proclamó campeona del Mundo tras una escalada épica de la mano de Vicente del Bosque. En Don Balón 2 claves del Mundial 2010.

España-Suiza, un debut fallido

El estreno de la Selección Española en el Mundial fue un debut fallido. Los de Vicente del Bosque perdieron su primer partido en el campeonato, ante Suiza, en la fase de grupos, por 0-1. En aquel momento, los periódicos tiraban de estadísticas y lanzaban un mensaje pesimista, afirmando que ningún equipo ganador del torneo había perdido su primer partido. La Roja acabaría con eso.

España ganó 2-0 a Honduras y 1-2 a Chile y, al final, quedó primera del Grupo H. Empatada a puntos con Chile, el goal average fue decisivo para asegurar el liderato.

Cuatro partidos por la mínima

Los cuatro siguientes partidos, fueron vencidos por la mínima. Llegados los octavos de final, España ganó a Portugal por 1-0. El tanto de la victoria fue obra del delantero asturiano David Villa, en el minuto 63. La jugada fue obra de un trío entonces culé. Pase de Iniesta desde el borde del área a Xavi, que esperaba dentro y tocó de tacón para Villa.

Eduardo rechazó el primer disparo, pero, en el rechace, el asturiano se encontró con una segunda oportunidad, y no la desaprovechó. En aquel encuentro, destacaron también Iker Casillas y Fernando Llorente.

El portero fue una figura clave del Paraguay-España, el siguiente partido de la selección en el Mundial de Sudáfrica. En el minuto 12 de la segunda parte, paró un penalti que mantuvo el 0-0 en el marcador hasta la jugada siguiente, cuando el árbitro pitó un segundo penalti, esta vez, sobre David Villa. Xabi Alonso acertó en su disparo y la selección pasó a semifinales.

El siguiente partido que ganó por la mínima fue contra Alemania, un choque duro que se resolvió en un córner a saque de Xavi Hernández y remate de cabeza de Puyol. Ese 1-0 catapultó a la selección española a la final, contra Holanda, el 11 de julio de 2010 en el Estadio Soccer City de Johannesburgo.

La selección naranja se encerró detrás, lo que hizo el partido especialmente complicado. En las salidas a la contra, Robben fue especialmente peligroso. España lo intentó. Hubo ocasiones de Sergio Ramos, Navas, Villa… pero tuvo que ser Iniesta el que sentenciara el Mundial 2010 en la segunda parte de la prórroga.

Había llegado el minuto 116 cuando Fernando Torres inició la jugada para Cesc Fábregas, que recibió en la frontal del área y dio pase a Iniesta. El manchego disparó a portería y consiguió el sueño del Mundial. Fue el cuarto partido vencido por la mínima.

Leer Más