Primera División AR

Ver todos los articulos de Primera División AR
Mucho dolor en el mundo xeneize por la muerte de Roberto Cabañas
Mucho dolor en el mundo xeneize por la muerte de Roberto Cabañas
Escribe: Redacción Argentina

Mucho dolor en el mundo xeneize por la muerte de Roberto Cabañas

Redacción Argentina
El sorpresivo fallecimiento del ídolo de Boca, de 55 años, causó tristeza por la Ribera

 

Roberto Cabañas, el guerrero, dejó para siempre este mundo. Inesperado, sorpresivo, casi sin justificativo... A los 55 años y con apenas 81 partidos jugados en Boca, se fue la imagen bostera ciento por ciento. Se fue quien representó fielmente a los hinchas. Sin doble discurso, sin humo; es, fue y será un verdadero poseedor del mote de ídolo xeneize.

 

 

Un paro cardiorrespiratorio lo alejó de este mundo. Su deceso se produjo en Asunción, en la casa de su hermano. Sus familiares explicaron que el ex jugador “estaba viviendo su vida con normalidad y había vuelto a entrenar nuevamente para unos proyectos que tenía ligados al fútbol: la dirección técnica”.

 

 

En Boca
Cabañas llegó a Boca a mediados de 1991, con 30 años, pero curtido futbolísticamente, ya que venía del fútbol de Francia, donde llegó a ser considerado el mejor futbolista extranjero. También jugó en América de Cali entre 1985 y 1987, donde fue compañero de Carlos Ischia, Ricardo Gareca y Julio Falcioni.

 

 

Entre 1980 y 1981 estuvo en el Cosmos de los Estados Unidos, junto a figuras como su compatriota Juio César Romero, el brasileño Carlos Alberto (fallecido hace unos meses), el italinao Giorgio Chinaglia o el iraní Andranik Eskandarian.

 

 

Una vez en el club de La Ribera se ganó la simpatía de los hinchas con sus declaraciones, sobre todo en las previas de los clásicos ante River.

 

 

Junto a Alberto Márcico y Blas Giunta, Cabañas integró el plantel que en 1992 obtuvo el campeonato local después de 11 años, dirigido por Oscar Washington Tabárez, y junto a Carlos Navarro Montoya, Carlos Mac Allister, Carlos Tapia y Sergio Martínez.

 

 

Fue lo mejor
“Boca es lo mejor que me pasó en el fútbol. Hasta mis hijos y mi familia son de Boca”, dijo una vez retirado.
Muchos simpatizantes de Boca también recordarán con simpatía su viveza para defenderse con los codos dentro del área. En algunos tiros de esquina, más de un defensor rival quedó con marcas en el rostro.

 

 

En los últimos tiempos, ante distintos vaivenes del equipo xeneize, Cabañas aprovechó para criticar a la conducción técnica encabezada por Guillermo. “Me da vergüenza verlo a Boca jugar así. Los errores que cometió son infantiles”, señaló.

 

 

“Uno es fanático, uno sigue a Boca, uno creía que con el cambio de técnico iba a ser mucho mejor. Pero vos te das cuenta que Boca, con Arruabarrena, jugaba más, jugaba a algo. Este equipo juega a lo que sale. Y la gente sigue creyendo que Boca sigue siendo el mismo de antes, con el hambre, el corazón, la garra, pero no”, opinó.

Escribe tu comentario

Articulos relacionados