Champions League

Ver todos los articulos de Champions League
Zidane se la juega con una sorpresa brutal ante el Bayern ('lo de Isco' se queda corto)
Zidane se la juega con una sorpresa brutal ante el Bayern ('lo de Isco' se queda corto)
Escribe: Rodrigo Manrique

Zidane se la juega con una sorpresa brutal ante el Bayern ('lo de Isco' se queda corto)

Rodrigo Manrique
El técnico francés no le teme a nada ni a nadie. Ni los alemanes le van a hacer cambiar de idea.

A estas alturas de temporada a ya nadie se le escapa que Zinedine Zidane es un entrenador con muchísima personalidad. El francés se sabe dominador del vestuario gracias a su mano izquierda y a entender a los futbolistas mejor que cualquiera. Su carácter de leyenda del fútbol y del Real Madrid ha hecho que el vestuario se haga una piña, que todos los jugadores establezcan un buen rollo que hace tiempo que no se veía. Este Real Madrid es una gran familia y eso se nota en el terreno de juego. Y es la base para que el técnico haya podido hacer varias cosas que apenas se recordaban en las últimas décadas.

 

 

Porque con Zidane, muchos aficionados jóvenes han visto por primera vez a una versión del Real Madrid en la que los 24 futbolistas de la plantilla tienen minutos y son importantes. Todos suman, y cuando a cualquiera de ellos le toca salir al campo o ser titular después de poco o mucho tiempo fuera, el nivel medio del equipo no se resiente. Los resultados se mantienen pese a que estamos ante el Madrid con más descansos y rotaciones que se recuerda, y encima sin que los pesos pesados y/o las estrellas levanten la voz. Para muchos es casi un sueño utópico hecho realidad. Y todo gracias a Zidane.

 

Un Zidane que, no nos engañemos, todavía está aprendiendo. Conjuntamente a ese meticuloso, ambicioso y descomunal sistema de rotaciones que todavía pone en práctica aun cuando estamos encarando la segunda mitad del mes de abril, el francés hace otra cosa que tampoco se recordaba: intenta variar el sistema y la forma de juego a lo largo de la temporada y de los partidos. Busca sorprender al rival con planes nuevos si considera que el tradicional 4-3-3 con el que juega el equipo no conviene en un choque o en un momento determinado, y no le tiembla el pulso a la hora de hacer cambios que modifican el dibujo táctico por completo si cree que eso va a ayudar, incluso a costa de sustituir a jugadores intocables. Y eso muchas veces le ha salido bien... pero otras tantas le ha salido mal. No le importa.

 

Sorpresón contra el Bayern

 

Una nueva vuelta de tuerca podríamos verla este mismo martes en el Bernabéu. Para el partido de vuelta contra el Bayern de Múnich Zizou tendrá que tirar de un jugador para sustituir al lesionado Bale, lo cual ya modifica por sí solo el sistema de juego con casi total seguridad. Salvo que apueste por Lucas Vázquez o Morata, delanteros más puros, Zidane alineará un cuarto centrocampista y 'romperá' el 4-3-3. Todas las papeletas son para Isco tras su partidazo del pasado sábado en Gijón. Pero ojo, que la alineación del malagueño no es lo único que el entrenador tiene en mente.

 

Isco

 

Y es que su plan para sorprender al Bayern pasa por modificar el dibujo aprovechando la presencia del andaluz. Isco podría tener la misión de moverse de forma totalmente libre por delante de los centrocampistas en un rombo en el medio campo, al igual que ya hizo por sorpresa en el Vicente Calderón, en el primer derbi de la temporada ante el Atlético de Madrid. En ese partido Zidane sorprendió a Simeone con este movimiento y el resultado fue colosal. Isco destrozó por completo el sistema defensivo rojiblanco moviéndose entre líneas y justo por detrás de los delanteros.

 

No está confirmada su presencia en el terreno de juego, pero sin duda es la novedad que todos esperan. Zidane podría dar una vuelta más de tuerca si decide alinear a otro futbolista, pero en principio este es el movimiento que se prevé de cara a la primera final de la semana por una plaza en semifinales.

Escribe tu comentario

Articulos relacionados