Champions League

Ver todos los articulos de Champions League
El runrún del vestuario del Barça por el salvador hat trick de Cristiano Ronaldo ante el Bayern
El runrún del vestuario del Barça por el salvador hat trick de Cristiano Ronaldo ante el Bayern
Escribe: Mario Plaza

El runrún del vestuario del Barça por el salvador hat trick de Cristiano Ronaldo ante el Bayern

Mario Plaza
El portugués y Marco Asensio rematan a un conjunto bávaro que fue capaz de forzar la prórroga en el Bernabéu a pesar de la expulsión de Arturo Vidal

Los teléfonos de los jugadores del Barça echaban humo con el segundo gol de Cristiano Ronaldo. El portugués estuvo desaparecido en combate durane gran parte del partido ante un Bayern de Múnich dispuesto a darlo todo para llevarse la eliminatoria, pero fue capaz de marcar tres tantos, uno en el tiempo reglamentario y dos más en la prórroga, el primero del añadido en fuera de juego, que selló al final la eliminación de los alemanes. Marco Asensio, al final del encuentro, selló el cuarto para el conjunto de Zidane. Los azulgrana se lamentaban en sus whatsapps de la fortuna del portugués, quien no estuvo precisamente a la altura de sus mejores noches, por mucho que los tantos compensaran todos sus desaguisados. Incluso alguno se preguntaba si alguien se atrevería a hablar ahora del árbitro del Madrid-Bayern, después de lo que les pasó a ellos en la vuelta de los octavos de final ante el PSG.

 

 

El equipo de Carlo Ancelotti llegó a la prórroga con un jugador menos tras una más que controvertida expulsión de Arturo Vidal tras ver la segunda amarilla en una acción en la que sus compañeros no apreciaron ni falta. Antes, había concedido un penalti muy protestado por el Madrid por una entrada de Casemiro a Robben que le permitió a Robert Lewandowski marcar el primer gol del partido. Cristiano Ronaldo, en la recta final de la segunda parte y a pesar de los pitos de la grada, anotaba la momentánea igualada respondida poco después por una acción desafortunadísima de la zaga del Madrid que culminó con gol en propia puerta de Sergio Ramos.

 

El Bayern, con uno menos, salió a por todas en la prórroga, consciente de que un tercer tanto podía ponerle las cosas muy difíciles a un Real Madrid excesivamente conservador, como si no quisiera aprovechar su ventaja numérica. Cristiano Ronaldo fue la única referencia en punta ante un rival en el que tanto Manuel Neuer como Mats Hummels hicieron horas extra para abortar las ocasiones que generaban los de Zidane hasta que el portugués, partiendo en fuera de juego, marcaba un tanto que empezaba a ahogar las tímidas opciones de los bávaros. Poco después, tras una gran jugada personal de Marcelo, el luso culminaba su hat trick y Marco Asensio, cuando ya todo estaba prácticamente escrito, puso la guinda con el definitivo 4-2 tras otra gran acción individual.

Escribe tu comentario

Articulos relacionados