¡Alessandra Ambrosio nos vuelve locos!: mar y sensualidad "Hot and sexy"

La supermodelo se desata y desprende atracción

Es lo que tiene los ángeles, que cuando aparecen detienen el tiempo, disminuyen el espacio y petrifican la realidad. Es olerlos y se nos olvidan lo males; sentirlos y revivir el ánimo, y verlos para amar la vida. Alessandra Ambrosio es uno de esos ángeles terrenales del selecto club de las elegidas por la barita de la prosperidad y la belleza eternas.

La supermodelo está de vacaciones por las islas griegas y como si de una diosa a la altura de Atenea o Artemis se tratara, ha mostrado uno de sus lados más sugerentes y apetecibles desde las privilegiadas costas helenas. Una copa, sus labios, una fina tira de tela, unas gafas de sol y una sombrero de paja sirven y bastan para hacer de la ángel de Victoria's Secret un fenómeno en internet.

No es que haya ofrecido mucho, es que ha esta mujer de 38 años –al igual que al pequeño pero impresionante grupo de supermodelos brasileñas homólogas de la década de los 90, entre ellas Gisele BündchenAdriana Lima, entre otras- solo le hace falta estar para desviar la atención del espacio. Así son ellas.

Alessandra está disfrutando de sus vacaciones (que primero le han llevado a las Islas Baleares, en España, concretamente a Ibiza; para después recalar a Mykonos), y en ellas no ha estado sola. Tras su separación de Jamie Mazur -con quien estuvo durante trece años y comparte dos hijos, Anja de 9 años, y Noah de 6-, la de Erechim nos ha mostrado la pasión que le une a su nuevo amor, el también modelo, Nicolo Oddi.

Este italiano, fundador de Alanui, ya le dedicó un sentido reconocimiento de amor a la brasileña el pasado 11 de abril con la frase, que acompañaba a una instantánea de la pareja juntos, “Happy Birthday Amore”.

Está claro que Alessandra, ahora, se siente plena de felicidad. Para el resto sigue siendo una belleza sin parangon, "hot and sexy", le dicen...