Alexa Dellanos se abre el vestido para ¡que se lo veas así!

No le importa nada que la veamos de esta forma

El nivel de divinismo de Alexa Dellanos ha alcanzado unos máximos difíciles de igualar, y eso que su única bondad es su anatomía.

La hija de Myrka Dellanos se ha acostumbrado a la vida de estrella de Hollywood aunque nunca haya pisado la alfombra roja, se mueve como si fuera una estrella del cine y gasta como otra, porque eso es lo que hacen los famosos y ella lo es.

Algunos dicen que es modelo, otros dicen que es ‘la hija de’ y ella dice que es la celebrity que altera el ánimo de casi dos millones de seguidores a base de enseñar cuerpo, y para ser honestos, tiene toda la razón.

El caso es que en la vida de la curvy los viajes, los aviones y las maletas son un continuo. Placer, algo de obligación y mucha fiesta, así transcurre la vida poco plácida de otra de las famosas con cuerpo imposible y que a poco que se esfuerce llegará a alcanzar a la mismísima Anastasiya Kvitko.

Egipto ha sido el destino elegido por la maniquí para disfrutar de estas fiestas, el puntito de glamour del que siempre hace gala.

Y entre pirámides y camellos uno podría pensar que el estilo de Alexa necesariamente tiene que ser diferente, pero para nada es así. Dellanos ciñe y aprieta curvas hasta en el desierto.

Y para que no haya duda, la hija de la periodista ha abierto su vestido, una especie de tela que cubre un mono negro ceñido, apretado, de lo más ajustado que dibuja la silueta de Alexa sin necesidad de animar a la imaginación a que trabaje un poco.

Delantera de pánico y retaguardia de las de echar a temblar, así es como nos regala la vista Alexa y así es como quiere que la veamos.

Y hay que reconocerle su éxito, aunque sea solamente en pergeñar decorados o en mover sus curvas.