Alexa Dellanos se sienta ¡y ocurre esto! Demasiada presión

Está estupenda.

Alexa Dellanos ha entrado muy rápidamente en el selecto grupo de las celebridades del Instagram que acaparan la atención y causan estragos. Basta con admirar la reciente publicación en la que se encuentra sentada sobre una mesa en pose de seducción. Los jeans rotos en color blanco y una blusa minúscula del mismo tono, entallan su figura completamente. Con cintura miniatura y caderas desbordantes, Alexa deleita las miradas de sus seguidores.

Su evolución le ha permitido atreverse cada vez más, sus instantáneas están cargadas de exuberancia y perfección. Cercana a los 2 millones de seguidores, su fama sigue en ascenso, permitiéndole hacerse de un nombre propio que la identifique. El ser hija de una famosa periodista como lo es Myrka Dellanos, suma puntos a su popularidad, algo que ella ha utilizado, pero ya se encuentra lista para darse a conocer con su estilo único.

La influencer no le tiene miedo al qué dirán, esa es una etapa superada en la que supo tomar decisiones para no salir tan afectada. La belleza, encanto y simpatía forman parte de sus rasgos más resaltantes. Sus llamativas fotografías suman admiradores y likes, convirtiéndola en una de las modelos más solicitadas. Sería una torpeza ignorar que tiene talento para los medios.

Alexa Dellanos, la Barbie viviente con sangre latina

La guapísima Alexa Dellanos posee la cualidad de la constancia y la certeza de cuál es su objetivo. Durante su progreso en los medios audiovisuales, la hemos visto evolucionar paulatinamente. Las cirugías cosméticas y retoques estéticos han formado parte de sus cambios más evidentes, moldeando una imagen bastante parecida a una muñeca Barbie, pero con su estilo latino proveniente de raíces cubanas.

Las curvas y dimensiones están perfectamente calculadas con un resultado evidente que causa furor en las redes sociales. Su actitud es avasallante, demostrando seguridad y aplomo. Alexa Dellanos definitivamente ha despegado y no piensa parar. Atentos a sus próximas paralizantes imágenes reveladoras, en el mejor sentido posible.