Alucinante look de la Irina Shayk más reivindicativa (y despampanante)

De su ombligo a sus labios, la modelo luce espectácular

Cuando te pongas lo que te pongas, vas a lucir, todo es más fácil. Desde sus ojos penetrantes y sugerentes, su coqueta mirada a sus labios carnosos, sus largas piernas y su sonrisa perfecta (las pocas veces que la saca a pasear), cada átomo de Irina Shayk es fascinante. Quizás (o más bien, seguramente) por eso conquistó el corazón de dos de los hombres más deseados del mundo, Cristiano Ronaldo y Bradley Cooper, en los que seguro ha dejado su impronta. Está claro que ambos, de los más atractivos masculinos, tienen buen gusto para las mujeres: solo hay que mirarla.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

@riccardotisci17 🏳️‍🌈

Una publicación compartida de irinashayk (@irinashayk) el

Pero Irina, lejos de ser solo esa exuberante modelo muda, que acompaña y de la que todos se quedan prendados solo por su imagen, es mucho más. Ella también los elige bien, son provechosos. Con uno, el luso, se dio a conocer de forma exponencial en el mundo de la moda y el famoseo, con el otro, el actor americano, ha tenido una hija y terminado por explotar esa faceta en Estados Unidos, tomando dimensión universal. Y ahora está libre, es deseada por todos (y todas), con dinero, fama y el mundo a sus pies. Tan mal no se lo ha montado.

Irina Shayk en su faceta profesional ha trabajado (y lo hace) para las firmas más importantes del planeta, protagonizando portadas de varias de las revistas más leídas a nivel global. Su impacto es absoluto. Y como ‘celebritie’ mundialmente conocida se rodea de algunas de las personalidades más trascendentes en el mundo de la moda. Este es el caso de Riccardo Tisci, diseñador y director creativo de Burberry, con el que se ha dejado ver, junto a otros tantos (y musculosos) hombres, en el Día Internacional del Orgullo LGBT, Irina con camiseta del arco iris y minishort, aparece abrazada a Tisci mostrando su ombligo y sus largas piernas. Un look sencillo pero en ella (para variar) irresistible.