Amanda Cerny hace esto en la piscina: ¡Atención a lo que se ve!

¿Alguno se atreve a imitarla?

A veces una profesión exige unos sacrificios que sólo algunas están dispuestas a pagar. Amanda Cerny quiere demostrar que no le duelen prendas en hacer cualquier cosa para que se siga hablando de ella, aunque tenga que hacer méritos en el borde de una piscina.

Amada sabe que gusta, sabe que su relación con el humor y con la manera de hacer reír a sus incondicionales está asegurada a pesar de las nuevas hornadas de humoristas on line que amenazan con hacer sombra a las que llevan más en esto, ¡y eso que Sommer Ray es una de ellas y su amiga más cercana!

Por eso busca nuevas formas para dar todo eso que se espera de ella… ¿a alguna otra se le hubiera ocurrido acudir al contorsionismo para lograrlo? ¿con postura difícil y punto de caer a la piscina?

Seguramente sólo se le haya pasado por la cabeza a ella una idea tan peregrina como esta...


Amanda hace el pino puente con la misma facilidad con la que lo hacía cuando tenía muchos años menos. Se la ve cómoda, para nada sufriendo los estragos de la posición.

¿Alguien más piensa que la humorista no tiene huesos en el cuerpo? ¿O eso se debe a todas sus horas de gimnasio?

Seguramente sus rutinas deportivas tengan mucho que ver con su flexibilidad y sus ganas de que estemos hablando como lo estamos haciendo ahora sean superiores a los calambres y temblores que imaginamos en el resto de los cuerpos, aunque al parecer no en el suyo.

¿Se nota una invitación en su mirada o somos nosotros al verla del revés?

Lo mismo nos está retando para ver cuántos de nosotros nos atrevemos a hacer lo mismo que ella. Y si lo conseguimos, a ver cuánto tiempo aguantaremos en la misma posición. Al final nos tocará darle la razón y decirle que sólo ella puede y que nosotros mejor la miramos.