Amanda Lee desafía al frío y lo confirma: ¡Son enormes!

Las inclemencias del tiempo no son problema para enseñar

Hay que ver lo que tienen que sufrir nuestras celebrites a veces con la excusa de mantener contentos al personal.

Porque, aunque pudiera parecerlo, no todo es fácil ni de color de rosa para las de las curvas.

Amanda Lee ha caído en gracia con todo lo que trae su físico y ha hecho que nos quedemos prendados de ella con sólo mirarla. De eso ya se dieron cuenta hace tiempo 12 millones de ojos que siguen sus andanzas y sus publicaciones, aunque nunca es tarde para descubrir a nuevas glorias curvilíneas.

La modelo fitness ha ido ganando posiciones en esto de ser nombrada y conocida como dueña de un cuerpo poco común, llegando incluso a designarla como la sucesora de Anastasiya Kvitko, el sumun de las curvas en la Tierra.

La que en un principio parecía ir de modosita y recatada, enseñando pero con moderación, ha cogido carrerilla y ahora no hay quien la pare.

Y le da igual la estación, le da igual que haga un frío terrible para ponerse un escote de los temblar o un bikini de los de quitar el hipo con tal de provocar al personal.

Porque de esta manera, además de subir la temperatura del que la está viendo confirma que lo suyo es enorme, que se ha ganado su puesto y que cualquier inclemencia del tiempo no va a ser excusa para que su delantera no quede a la vista de todos.

Así se las juega la deportista y así mantiene a sus fieles con ganas de ver más, de saber más y de imaginar qué es lo que llevará en una ola de calor si con el frío aparece de esta guisa.

Lo que está claro es que su delantera tiene poca competencia, y poca comparación. Lo mismo a partir de ahora es a ella a quien escogen como ejemplo de talla para comparar con otras.