El amor secreto de Daniela Ospina con un futbolista muy famoso

La cafetera tiene un amor platónico

De futbolistas va la cosa. Daniela Ospina vive rodeada de balones desde bien pequeña, por lo que no es de extrañar que, a duras penas, le haya tenido que coger el gusto al balompié.

Comenzando por su hermano, David, cuatro años mayor que ella. El portero milita actualmente en el Napoli y ha pasado por otras escuadras como Niza o Arsenal. Desde hace varios años, es el guardameta titular de la selección.

Siguiendo por su ex marido, y padre de su única hija, Salomé, James Rodríguez, a quien acompañó durante su etapa en Oporto, Mónaco y Real Madrid. Allí es cuando la ex jugadora profesional de voleibol se dio a conocer para el gran público.

Y, ahora, se ha desvelado su amor platónico. Y como era de esperar, se trata de un jugador muy conocido. O, mejor dicho, ex jugador, pues hablamos de David Beckham, ex de Manchester United, PSG, LA Galaxy o Real Madrid.

Ahora centrado en su faceta como modelo y propietario de una nueva franquicia de la MLS, el Inter de Miami, ha salido a la luz un gran secreto. Daniela siempre ha soñado con ser la mujer del internacional inglés, un privilegio que solo puede ocupar Victoria.

Desde que era una adolescente le admiraba mucho, como bien cuentan los que le conocen, desde que vio junto a su hermano un partido del Madrid en la televisión.

Todo viene por un ‘me gusta’ que Ospina regaló a una fotografía en la cuál aparecía ‘Becks’ junto a un amigo de Daniela, que es chef, y que recibió la visita del británico a su restaurante.

‘’Moriría por ver eso’’, ‘’¿Os imagináis a Daniela saliendo con Beckham? Yo tampoco’’, ‘’Lo siento Ospina, pero Victoria tiene a su marido muy vigilado’’, ‘’Es lo más loco que he escuchado hoy’’, ‘’De ilusiones se vive’’, ‘’Soñar es gratis, que nadie nos lo quite’’ o ‘’Estaría curioso ver como serían sus hijos’’ fueron algunas de las reacciones.

Un sueño, el de conocer a Beckham, que se ha hecho realidad, en una fotografía que Daniela colgó en sus redes sociales junto a él. Los rumores acerca de una posible noche loca, lógicamente, no se han hecho esperar.

Un secreto menos.