A Anastasiya Kvitko le salpica en mitad del vídeo y pero ella sigue...

El contenido del último vídeo es muy hot y la modelo rusa podría ser denunciada por ello

Tener 24 años y más de 10 millones de seguidores es algo que está al alcance de muy poquitos. Eso lo sabe Anastasiya Kvitko que cumple con los dos requisitos señalados en gran parte gracias a su inusual y para muchos atractiva figura curvilinea. Sus medidas se salen completamente del canon de belleza que ha imperado en el último medio siglo y es la punta de lanza del cambio en el que también se pueden incluir otras mujeres como Kim Kardashian.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

I love to walk around this beautiful city 💜Always with my @BangEnergy Follow the inventor @BangEnergy.CEO #BangEnergy #EnergyDrink

Una publicación compartida de AK (@anastasiya_kvitko) el

Lo que diferencia a Anastasiya es su procedencia, ya que ella es rusa, su corta edad y las acusaciones de estar utilizando programas de edición de imagen tales como photoshop a la hora de mostrarse al mundo. Esto es defendido por muchos que ven imposible para la genética tener las formas y las dimensiones de determinadas zonas del cuerpo de la modelo nacida en Kaliningrado. Es cierto que al contemplar varias de sus fotos en su feed de instagram da la sensación de que la desproporción, por ejemplo, entre sus caderas y su cintura es a todas luces desmesurada e imposible de tener en un mismo cuerpo.

Anastasiya  de momento está inmersa en una campaña de publicidad para una marca de bebidas energéticas con los que está rodando varios spots publicitaros que va subiendo a su IG. El contenido de todos estos vídeos viene subidito de tono y en ellos se puede ver a una Anastasiya muy sensual que disfruta de forma increíble con cada uno de los sorbos que da de su bebida favorita. La musica que acompaña los vídeos es siempre la misma y ya se ha quedado en la cabeza de sus seguidores por el ritmo tan particular del mismo. La verdad es que los vídeos no tienen desperdicio y es muy difícil no sentir un poquito de envidia hacia Anastasiya por los parajes en los que aparece rodando los anuncios. A no ser que uno ya viva en el paraíso, claro...