¡A Anastasiya Kvitko no para de crecerle! Más tamaño: ¡Mírala!

La imagen de la rusa no deja dudas

Anastasiya Kvitko es grande se la mire de frente, de perfil o de espaldas, se la mire por donde se la mire, Anastasiya es difícil de ver de una sola pasada.

Ya sabemos que el motivo de su alegría y su principal trabajo es su cuerpo, el tamaño y la ropa que se gasta para dejar que se vea todo lo que trae consigo y los likes de sus seguidores que se traducen en contratos y en ingresos que aumentan al mismo ritmo que su físico.

Ni nos sorprende que le cueste caminar, aunque ella lo niega, ni nos sorprende que no encuentre ropa que se atreva a tapar lo suyo, aunque ella prefiere lucirlo como vino al mundo ni nos sorprende nada. De la empresaria rusa ya poco nos podía sorprender…hasta hoy.

Sabiendo que en los negocios o te reciclas o estás acabado, la de Rusia se ha tomado muy en serio eso de ser conocida y reconocida por sus curvas y ha decidido ponérselo un poco más difícil a los ojos que la ven.

Anastasiya ha decidido aumentar su tamaño, hacer que su volumen parezca que se ha duplicado, echar mano de profesionales o acudir a los estilismos que realzan todo lo suyo sin necesidad de pasar por el bisturí. Y lo ha conseguido.

Y no sabemos si se ha puesto más, si el top que lleva hace que su delantera se vea más inmensa que de costumbre o si la cintura mínima comparada con el tamaño de su retaguardia juega una mala pasada a la visión y hace que doble su tamaño.

Ni lo sabemos ni lo vamos a saber, el caso es que a la maniquí ¡parece haberle crecido todo!

Lo mismo en su próxima publicación Anastasiya no coge a lo ancho en la instantánea, o lo mismo hay que hacerle dos, lo que su tamaño y ella necesiten.