Anastasiya Kvitko ¡pide guerra! y se pone la mini ¡más mini!

Imposible moverse con aquello

Cuando creíamos sabernos de memoria la vida y obra de Anastasiya Kvikto, va la empresaria rusa y nos vuelve a dejar con la boca abierta.

Está claro que su táctica consiste en no hacer siempre lo mismo y reinventarse una y otra vez, y hasta el momento, no le ha ido nada mal.

De mujer con el cuerpo y las curvas más imposibles a empresaria rusa va un trozo, y a ella se la conoce por igual, aunque para ser totalmente honestos cada vez que se pronuncia su nombre lo primero que nos viene a la cabeza es su volumen, porque en realidad sus negocios deben de basarse en ello.

La de los bikinis por excelencia, la que su retaguardia se escapa por los dos lados de un sillón o la que dice ser la nueva Demi Rose ha conseguido sorprendernos con su estilismo.

Nada de bikinis hilo, ni de tops que no pueden ni quieren cubrir toda su delantera, Anastasiya hoy pide guerra con el atuendo elegido.

 

Y es que nos cuesta mucho pensar cómo es posible que una mini del tamaño de la elegida por la maniquí puede cubrir semejante retaguardia sin dejar nada al aire. Vestido complicado de llevar en un cuerpo sin sus dimensiones pero en el suyo ¡imposible!

Y como quien no quiere la cosa, elige un estampado militar, pidiendo guerra, apretando con un cinturón su mini cintura y dejando que todos sus seguidores vean por qué dicen que su cuerpo tiene la forma de un reloj de arena, ¡es igual!

No tenemos ni idea de cómo lo hará para moverse sin que la mini termine a la altura de su cintura ni cómo lo hará para el bikini de debajo quede resguardado de las miradas. Lo mismo quiere que lo veamos, o lo mismo, no lleva nada, a saber.