Andrea Valdiri destroza a Shakira: el baile (y el meneo de caderas)

Increíble su movimiento

Moverse. Sacudir cada gramo y poro de tu cuerpo. Cambiar de posición manos, piernas y caderas, con ritmo, salero y gracia. De todo esto y más podría darnos clase Andrea Valdiri en una de sus escuelas dedicadas a enseñar baile. Los alumnos más adelantados lo mismo son capaces de reproducir el meneo de caderas y muñecas de la bailarina después de visualizar este video varias veces.   

 
 
Ver esta publicación en Instagram

Feliz viernes puertorriqueño!!🇵🇷🇵🇷 Pronto llegará......❤️🙏🏻🤩

Una publicación compartida por ANDREA VALDIRI (@andreavaldirisos) el

 Ahora, después de verla, mira a ver si eres capaz de hacer algo parecido a lo que hace ella.

Aunque seguro que no lo haces con la misma facilidad y gracia con la que lo hace la modelo barranquillera. Y seguro que no eres capaz de comenzar a bailar con unos zapatos de tacones kilométricos como los de ella. Es lo que tiene la experiencia, el haberse dedicado muchos años a contornear caderas y mover brazos hasta pulir cada uno de esos movimientos. Para dar la sensación a los demás de que has nacido con el ritmo en el cuerpo. Que la cosa esta del movimiento es tarea fácil y que todo el mundo lo puede hacer. Y nada más lejos de la realidad.  

 Por si te ha parecido poco el vídeo anterior, aquí tienes otro.

Aprender a moverse con soltura y crear un ritmo propio lleva su tiempo. Mover la cabeza y que el cuerpo te siga al mismo compás exige lo suyo. Cambiar el peso de un pie a otro, contar pasos y doblar las rodillas, las tareas de todo principiante. Después ya llegará eso de que el ritmo baje a las caderas y que el movimiento alcance a los brazos. Y una vez que tengas todo esto, ensayar. Dedicar muchas horas al día a perfeccionar pasos y coreografías. Aunque la primera de todas las lecciones que debería enseñarnos Andrea es a sonreir y a mirar a los ojos mientras se baila. Manteniendo la atención de tu público, de tu pareja. Como lo hace ella. Como si hubieras nacido, también, con el ritmo en el cuerpo.