Angelina Jolie y Monica Bellucci se echan a un lado: Brad Pitt atónito

Dos de las mujeres más atractivas y bellas de siempre, pierden protagonismo

Habría que ser ciego para no reconocer la belleza y estilismo, además del enrome atractivo de dos de las mujeres más bellas que ha dado el cine a lo largo no ya de los últimos tiempos sino de su historia, como son Angelina Jolie y Monica Bellucci. Ambas han sido durante décadas líderes de las listas entre las más deseadas por el público masivo y las dos, en diferentes etapas, han sufrido el desamor con actores reconocidos, los más recientes Brad Pitt y Vincent Cassel.

Pues bien, sendas divas son noticia por echarse a un lado del escenario público, aunque por razones bien distintas. La primera, la espectacular mujer italiana de 56 años nacida en Città di Castello, Umbría, vive un momento de transición, pero también de plenitud desde que se separó de su marido Cassel, hace ya ocho años: y es que fruto de esa unión nació su hija, Deva Cassel a la que ha cedido con solo 16 años el testigo de la campaña de Dolce & Gabbana, de la que históricamente ha sido el rostro y el cuerpo a orillas de los lagos transalpinos.

No es casual que uno de lo iconos de la firma, como es Bellucci, ceda el testigo a una de sus dos hijas -como decimos, fruto del matrimonio con Cassel- que se inicia así en el mundo de la moda, justo el ambiente del que ella, su madre, obtuvo el salto a la pantalla y al estrellato. De modo que, ¿podemos esperar una carrera similar de su sucesora?

Angelina obligada a dejar atrás a Brad Pitt

Y si Bellucci de alguna forma se echa a un lado para dejar vía libre a su hija en un mundo tan complejo como es el de la moda y quién sabe si el del cine, tanto o más quiere hacer Angelina Jolie con su anterior vida junto a Brad Pitt, del que ha dicho que quiere alejarse por la mala influencia que supone el actor. Por ello vende un cuadro de Sir Winston Churchill que le regaló precisamente el de Shawnee, valorado en 2,8 millones de dólares, en lo que a todas luces es simbólica y físicamente una ruptura con su antigua vida junto al actor de Oklahoma y que incluso la llevaría a mudarse a Londres. Eso sí, la actriz no tiene problemas de dinero, ya que en 2020 fue la segunda intérprete con más ingresos justo por detrás de Sofía Vergara, con más de 30 millones de dólares.