Anitta la lía gordísima en la Fiesta Combatchy ¡se le ve todo!

La cantante brasileña protagoniza varios de los escándalos más sonados del año

Ya decíamos que lo de Anitta, la música y ser una de las artistas sudamericanas más importantes no le vale, ella tiene que ir más allá, siempre. Toma el pulso de la provocación y lo eleva a otra dimensión, más allá de lo estipulado o contenido, se lleva por delante todo cuanto es convencional y lo peta dentro y fuera de la tarima, donde es la estrella indiscutible allá en su Brasil de origen.

Y por supuesto en su asistencia estrella a la multitudinaria Fiesta Combatchy, la brasileña volvió a ser el centro de todas las miradas de todo el colectivo LGBTQ+, para quien va destinado el evento. Ella no defraudó. Mucho se ha hablado sobre su sexualidad, si es propensa a estar con hombres, con mujeres o con los dos. Y tras lo que hizo dentro y fuera del escenario la duda va a continuar en el aire. Lo que no tiene sentido discutir es que gusta cómo se presenta ante el público, su puesta en escena y su estilo de vida, desenfrenado.

Y eso no está reñido con ser una cantante de reconocido prestigio, sin ir más lejos hace apenas cuatro años logró ganar por primera vez para una artista brasileña, en 2015, el EMA Worldwide Act América Latina. Además Anitta escribe, canta, baila (y vaya cómo lo hace, calentando al personal) y actúa. Y cuanto más la seguimos más nos convencemos de una cosa: Anitta solo irá en aumento.

Y su popularidad crecerá, como ya ha hecho entre el público de habla hispana e inglesa, en influencia latina y en Estados Unidos. Y si legendarios son sus conciertos, imagínense lo que ocurre detrás, en el backstage, allí la fiesta se desata con más vehemencia y fogosidad y todo puede ocurrir alrededor de la vocalista carioca. De momento fíjense lo que hizo sobre la marcha y frente a todos sus seguidores. ¡Bestial! Para todo lo demás, solo hay que seguirla en su muro...

Anitta