Anitta pierde los pantalones en pleno concierto ¡y se le ve!

Así es como a ella le gusta que la veamos

Está claro que la discreción y el intentar pasar desapercibida no es una virtud con la que todo el mundo disfrute, al menos Anitta ni la tiene, ni la quiere.

La cantante tiene claro que llegar a lo más alto sin dar la nota, y no musicalmente hablando, no sirve de nada.

Revuelve ánimos con cada una de las prendas que se pone, hace que algunos se sientan incómodos cuando dice lo que piensa y provoca, sobre todo, provoca. Disfruta y sabe soliviantar ánimos con clase, y siendo así… ¿cómo no hacerlo?

Con 26 años a sus espaldas, Anitta dice que cuando llegue a los 30 dejará de lado el show bussiness y se pondrá a vivir como si no hubiera un mañana, lo mismo es que ¡no tiene suficiente ni con el rimo ni con su vida actual!

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Woman of the year @gqbrasil

Una publicación compartida de Anitta 🎤 (@anitta) el

Mezcla con gracia y en la misma conversación palabras en portugués, en inglés y en castellano, como si quisiera dejarnos claro que además de música y además de cuerpo, la cantante es una mujer culta que a veces, con su apariencia, quiere mostrar todo lo contrario.

De las de poca ropa encima y fuera de escenarios, cada uno de sus conciertos se la espera como agua de mayo y no sólo por sus temas, su estilismo y la poca tela con la que suele cubrir su cuerpo son otro de los reclamos de Anitta.

Y es que la cantante es guapa, tiene un físico de los de envidiar y enseñar, ¡y así lo hace!

Tops que no tapan, bikinis que han perdido el nombre o pantalones que pierde en pleno escenario, que se le escurren de la cintura dejando al aire lo que hay debajo, lo que le gusta enseñar.

Así anda Anitta, así le gusta hacer y así nos gusta que lo haga.

Y todos tan contentos.