Anllela Sagra enseña lo nunca visto ¡en la cama! ¡Arde Colombia!

La súper modelo tiene una cosa que no posee el resto

Si bien es cierto que durante mucho tiempo fue una de las instagirls más seguidas, con un número de followers superior a otras divas del fitness y con una cuota de suscriptores muy por encima de lo normal, el caso de la colombiana Anllela Sagra es particularmente raro, ya que la belleza esculpida desapareció de su cuenta para hacerse una anexa y seguir publicando detalles de su anatomía pero de una forma bastante menos mediática. Y aún con todo, lo petaba.

Pero ahora ha vuelto y lo ha hecho con una fuerza descomunal, la que le otorga poseer una de las retaguardias más comentadas y perfectas de cuantas se pasean por la conocida red social del famoseo, Instagram. Sin embargo, Anllela es todavía mucho más que eso, porque la definición de esta gym girl es una cosa fuera de lo común, de ahí que sea una de las auténticas gurús de Internet a la que le preguntan qué toma y cómo lo toma, además de en qué cantidad y qué rutinas hace para estar así de marcada.

¡Miren sus abdominales o sus hombros, son roca pura! O incluso su espalda y sus cuádriceps: cero grasa. Por eso Anllela consiguió tanta fama, incluso más que otras competidoras como Sommer Ray y Michelle Lewin. Y si cada parte de su cuerpo es un espectáculo, también lo es su delantera, muy voluptuosa (algo que se realza con su delgadez), y su cara, que es una de las más guapas de cuantas campan a sus anchas por la red.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Shades of blue & all colors! @avine_apparel

Una publicación compartida de ANLLELA SAGRA 🇨🇴 (@anllela_sagra) el

Y ella, que se tomó ese descanso del baño de multitudes, ahora regresa y sabe que cada rincón de su cuerpo no solo gusta, sino que entusiasma a sus seguidores. Cualquier gesto o momento le vale para llamar la atención. Y ella lo sabe, por eso ha publicado esta foto íntima en uno de los espacios en donde más desearían estar todos sus millones de fans: su cama. Junto a ella, claro. Pero ese privilegio solo lo tiene su novio.

De momento hay que contentarse con que haya vuelto. ¡Nos alegramos!

Anllela Sagra