Anna Nystrom se hace este selfie ¡enseñándolo todo!

No tiene nada que ocultar

Anna Nystrom ya sabía que su cuerpo gustaba y su cuerpo vendía, pero desde que el número de seguidores se acerca vertiginosamente a los 9 millones es más consciente que nunca de todo lo que vale lo suyo.

La sueca ha descubierto que los selfies se le dan bien, que es de las pocas personas y de las menos famosas a las que las autofotos les hacen justicia y por eso acude a ellos cada vez que quiere que el objetivo se acerque lo máximo a enseñar cuerpo, que de él, poco tiene que esconder.

La entrenadora, modelo y además sueca es un compendio de virtudes concentradas en un mismo cuerpo, pelo rubio, ojos azules y anatomía increíble resultado de infinidad de horas en el gimnasio y de rutinas propias de una experta en materia deportiva como es ella.

Pero hablábamos de selfies y de la buena suerte que tiene Anna al ser de las pocas afortunadas a las que esto se les da bien.

Y es que la modelo, en una de sus publicaciones ha acudido a esta técnica para gusto y disfrute de todos los ojos de sus seguidores que seguro no van a tardar en agradecérselo.

Con una minifalda de lo más mini y un jersey algo más amplio que deja ver el bikini que hay debajo de él, la maniquí elimina toda duda del tamaño de su retaguardia sin ni siquiera enseñarla, con sólo una prenda de tamaño mínimo pero que se ajusta a su anatomía como si hubiera sido diseñada específicamente para él.

Otra forma de enseñar sin necesidad de andar ligera de ropa y haciendo que la imaginación trabaje un poco. Que Anna normalmente lo pone fácil, pero hoy ha decidido jugar con un selfie y su resultado, y eso que ella es de las afortunadas en este tipo de fotos.