Antonela Roccuzzo paraliza el Barça: nuevo destino para Leo Messi

La mujer del crack del FC Barcelona tiene nueva casa

Puede ser (y será) uno de los temas recurrentes en el seno del FC Barcelona de aquí al final de temporada, uno que está en manos de las dos únicas personas que pueden conseguir la continuidad de Leo Messi en la entidad culé: el propio futbolista sudamericano y Joan Laporta. Bueno, pensábamos que eran los únicos, pero hay una tercera persona que es crucial en las decisiones de la estrella de la entidad de la Ciudad Condal y que puede tener en su mano su decisión: Antonela Roccuzzo.

Precisamente la mujer del futbolista está en boca de todos ya que ha salido a la luz que está detrás de una propiedad en suelo catalán que ha disparado las ilusiones fundadas de todos los aficionados del FC Barcelona, los cuales viven con incertidumbre la continuidad de su crack mundial. Y es que la argentina se ha encaprichado de una vivienda, imaginamos que de enormes proporciones, en la localidad barcelonesa de Garraf.

Por supuesto el gesto de comprar una propiedad ha sido visto en el Barça, sobre todo por los hinchas culés, como un claro guiño a los últimos meses del 10 de la Albiceleste en el club, que ha sido un bálsamo comparado con los años en los que estuvo en la directiva del Barça Josep Maria Bartomeu, con el que tuvo encontronazos públicos de todas las formas y maneras. Pero volviendo al asunto de Antonela, ¿puede la mujer de Messi haberse enamorado lo suficiente de este pequeño pueblo como para influir en Messi y su continuidad en Can Barça?

Esa respuesta solo está en manos de la estrella y su esposa, que guardan con celo su decisión, una que no pocas voces ven favorable al Barça. Las especulaciones por tanto se disparan ya que la familia Messi vive actualmente en Castelldefels y este giro llevaría al futbolista, su mujer y sus hijos un poco más lejos de la ciudad deportiva y del propio Camp Nou (una distancia que no es significativa) pero que, simbólicamente, es una llama más de esperanza entre la hinchada blaugrana; al fin y al cabo: nueva casa, ilusión renovada.