Antonella Roccuzzo en bikini antes de operarse: ¡la foto bomba!

La argentina ha cambiado.

Una de las novias del fútbol más queridas por los fanáticos y considerada distinta por poseer una naturalidad cautivante es Antonella Roccuzzo. A la rosarina siempre se le ha contrastado con las parejas de Cristiano Ronaldo que parecen un tanto plásticas, como salidas de una revista y con un guion prestablecido.

En estas fotos, Antonella demuestra que en el aspecto físico no es tan natural como parecía, pues sucumbió ante la tentación de los retoques estéticos. La familia Messi teniendo tanto dinero era de esperarse que decidiera complacer a la mujer de la casa.

Se observa en las instantáneas el antes y después de Antonella, es verdad que no se puede reprochar el cuerpo de la argentina, ya que se mantiene muy en forma, quizás comparta con el mejor jugador del mundo alguna rutina. La sorpresa nace de una cirugía evidente llamada médicamente como mamoplastia de aumento. Hace un tiempo se notó una primera intervención, pero ahora se especula con un segundo intento para dar mayor tamaño.

Antonella Roccuzzo sin necesidad de ese cambio estético tenía un encanto especial, ahora con este nuevo componente puede presumir un poco más de la cuenta.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de @antonellaroccuzzoo el

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de @antonellaroccuzzoo el

¿Antonella está esperando a un nuevo Messi?

En algunas fotos de las vacaciones de Antonella, Messi y familia antes de comenzar la temporada en España, queda la sensación de que 'Anto' está embarazada, muchos de sus seguidores así lo aseguran. Todo esto tiene concordancia con unas declaraciones de Messi en un programa argentino, donde aseguraba que estaba en sus planes buscar otro hijo en un tiempo prudencial, aunque muchas veces estos temas se adelantan sin intencionalidad.

Tener otro hijo no sería un problema, aunque con las travesuras de Mateo Messi Roccuzzo tienen más que suficiente por ahora. No hay nada seguro, puede ser un malentendido que dentro de poco se sabrá.