Antonella Roccuzzo pierde el vestido: se ve y se salen ¡Vaya par!

Ojo a la foto inédita que hunde a Lali Espósito y eleva a la mujer de Leo Messi

Seguramente este no sea el mejor momento de Leo Messi y su mujer Antonella Rocuzzo. Porque para el 10 del Barça el fútbol lo es todo y ahora no puede jugar. El argentino, que contaba con estar ya corriendo la banda del Camp Nou y haciéndolo junto a su amigo Luis Suárez y su otro amigo Neymar, ni está haciendo lo primero ni se las verá con su íntimo amigo brasileño en ese escenario. Y es que finalmente el presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu, no pudo vencer al todopoderoso presidente y mandatario de Paris Saint Germain, Nasser Al Khelaifi, en las negociaciones por el carioca, dejando el sueño del crack argentino en eso.

Neymar, que volvió a vestir de corto la elástica del PSG este fin de semana, dando la victoria además a su equipo con un golazo de chilena, tampoco ocultó su deseo de abandonar el club parisino rumbo a Barcelona. Pero ni el deseo de uno, ni el anhelo del otro ni los esfuerzos del club blaugrana y de los dos cracks unidos pueden con un jeque que se la tiene jurada al Barça desde que este tentara a su estrella de la medular, Marco Verratti.

Los de la capital de Francia se pueden permitir mantener el pulso con todos los clubes porque poseen un músculo económico inigualable. Eso lo sabe Messi, que ahora ya está concentrando en volver: ya habrá tiempo de pensar en Ney para el año próximo. Y el astro argentino consigue sobrellevar su mal momento gracias a su bella esposa, Antonella Rocuzzo, que le apoya a diario.

De hecho es tal el amor que el futbolista siente por su esposa que no lo ocultó en la entrevista realizada al diario Sport en la que aseguraba que "ella lo es todo para mí. Es una persona que prácticamente no tiene días malos, que siempre está de buen humor”. Y nos lo creemos porque Antonella es una sonrisa pegada a una mujer. Y algo más, buen carácter, buena amiga, buena madre… y espectacular mujer. Porque observen esta foto pillada en la que Antonella levanta su vestido y deja ver todos sus atributos, enormes, con los que se convierte en la reina de Argentina. Lali Espósito aún tiene que remar mucho para llegar a ello. Vaya par de delanteros enormes forman Leo, Antonella... y ellas.