¡Antonella Rocuzzo no la puede ni ver! Y no es Shakira: guerra en Barcelona

La argentina cruza a otra WAG del Barça

Shakira no es a la única WAG del Barça que Antonella Roccuzzo no puede ni ver. Como su marido, Leo Messi, amo y señor del club azulgrana, la argentina ha asumido ese rol en el palco. Y es la encargada de dictar quien es bienvenida y quien no. Y, en el caso de Sonia Isaza, la sentencia es muy clara: NO. Saben que tiene muy mala fama en Colombia, y que destrozó un matrimonio. Pero no es eso lo que no gusta ni un pelo a la de Rosario, que la ve muy peligrosa y no cree que sea de fiar.

También sabe que la cafetera va por allí hablando mal del ‘10’ culé y la selección ‘albiceleste’, pues le culpa de la casi salida de Arturo Vidal. El chileno ofreció un muy buen rendimiento la pasada temporada, en especial el segundo tramo de curso, y se ganó la titularidad. Por ello, no acababan de entender porque le propusieron su venta, cuando había dado motivos más que de sobra para seguir en el equipo. Y creen que fue obra de Messi, que quería dejar hueco a Frenkie de Jong y Riqui Puig, y prefería la salida del ex del Bayern de Múnich a la de, por ejemplo, Ivan Rakitic.

También le responsabilizan de su suplencia. En estas primeras jornadas de Liga Santander y Champions League, aún no sabe lo que es formar parte del once inicial, una clara muestra de lo que le espera. Solo juega si sale desde el banquillo, y apenas unos minutos. Aún y así, cuenta con el apoyo de la afición, que le valora mucho. Pero a ‘Anto’ no le gusta que vayan hablando mal del padre de sus hijos y con acusaciones sin fundamento ni pruebas. Es por eso que no quiere ver mucho por el Camp Nou ni a Isaza ni a Vidal.