Ariadna Gutiérrez se lo quita todo ¡y se tapa sólo con unos globos!

No necesita nada más

Parece que Ariadna Gutiérrez va a aprovechar la fiesta de Halloween para lanzar alguna indirecta. O lo mismo es que es imposible que la modelo se vea fea y poco favorecida con los disfraces propios de la fecha, que todo es posible.

También puede que quiera adelantarse a todo el mundo, pasar de puntillas por la fiesta de los disfraces y las Navidades y aterrizar directamente en San Valentín, que la fecha de Cupido bien lo merece.

El caso es que en lugar de vestirse de bruja, de llenarse la cara de tinta roja y simular cualquier cosa va la casi Miss Universo y se planta unos globos rojos y dice que este año la cosa de va amor y ya, que lo gore no va con ella. Y aunque lo cierto es que se ha esforzado más bien poquito a la hora de elegir el disfraz, y que la inversión en tela y atuendo es más bien poquita, Ari está estupenda.

Un bikini negro que deja silueta a la vista y un montón de globos, lo ha bordado con el mínimo esfuerzo, pero claro, es que su anatomía ya lo dice todo, ¡quién pudiera!

Y ya no sabemos si el 'ex prometido', el Dj Gervais estará tierándose de los pelos al comprobar la pareja que se ha perdido, pero de lo que estamos absolutamente seguros es que el multimillonario arábe con el que se ha relacionado a la modelo, Ali Jassim, no debe caber en si de gozo cuando descubra el disfraz de Ariadna.

Lo mismo el próximo año se le ocurre disfrazarse de una versión adaptada de la Venus saliendo del agua cuando lleguen estas fechas o de cualquier otra cosita que requiera poca tela. Que Ari no ha necesitado nunca ninguna excusa para enseñar curvas y cuerpo, que ya la conocemos.