¡Atención! A Joselyn Cano se le baja el pantalón ¡y no hay nada debajo!

Menuda sorpresa nos deja la mexicana

Para las protagonistas de la sección rosa todo es cuestión de tamaño, de cantidad, y cuanto más se tenga, mejor.

Ni por asomo se plantean los problemas que pueden acarrear una delantera o una retaguardia descomunal, más bien es un orgullo que lucen sin preocupación, como Joselyn Cano que parece no darse cuenta de todo lo que tiene que mover a cada paso que da.

Fuera de la sección rosa, en el mundo de las de verdad, las mujeres más terrenales morimos por unas curvas de las de libro, de las estipuladas como perfectas y con estándares marcados desde hace mucho, está claro que Joselyn no pertenece a este grupito.

Dicen que han encontrado similitudes entre Kim Kardashian y Cano, que ambas comparten la misma talla de retaguardia y que incluso, si nos ponemos a mirarla detenidamente, la mexicana supera a la del clan con lo suyo y, supuestamente, de manera natural, aunque tenemos nuestras dudas.

Lo que sí es cierto es que las dos tienen problemas a la hora de buscar modelitos que puedan con ese volumen.

Diseñadores ex proceso para los trapitos de tiros largos, pero, ¿qué puede lucir entre diario un cuerpo semejante?

Pues la respuesta es simple, todas lo intentan con los jeans, con los vaqueros de toda la vida que aseguran costuras con arrestos suficientes para mantener esas curvas dentro de la tela.

Y aunque a veces consiguen dar con el modelo, la mayor parte de las veces el pantalón cede, el pantalón se baja y el pantalón deja ver.

Y como no podía ser de otra forma, debajo de esos jeans no hay sitio para nada más, bastante tiene la prenda con pretender tapar lo que a duras penas puede cubrirse.

Y Joselyn tan feliz. Contenta de que su pantalón se baje, de no poder llevar nada debajo y de tener unas medidas que sólo ella tiene.

Mientras el resto, sufriendo por centímetros de más, ¡hay que ver!