El azote de Buckingham no es Meghan ni Harry ¡es el Covid-19!

El Príncipe Carlos da positivo en el test

Cuando Isabel II hablaba de annus horribilis no sabía lo que estaba diciendo, aquel año y aquellos días van a quedar en nada comparado con lo que está sufriendo en este. Abandonó el palacio de Buckingham y se marchó a una residencia más segura para evitar el Covid-19, pero el virus tampoco ha tenido piedad con la familia real y el Príncipe Carlos ha dado positivo.

A sus 71 años el eterno heredero a la corona británica está confinado junto a su mujer en el castillo de Balmoral y aunque el test ha dado positivo se encuentra bien, los síntomas que presenta son leves y su estado de salud es bueno, los británicos pueden estar tranquilos.

Al parecer el negativo de la Duquesa de Cornualles a la misma prueba ha bastado para que los memes y los comentarios sobre la relación de la pareja comiencen a surgir, o el palacio de Balmoral es enorme y es imposible que coincidan juntos o hacen lo imposible por no coincidir.

Sobre la procedencia del contagio poco se sabe. Durante los últimos días el Príncipe Carlos ha estado trabajando desde su residencia y la cantidad de compromisos que atendieron durante las últimas semanas hacen difícil tratar de buscar su origen.


La Casa Real británica es la última en ‘unirse’ a los contagios reales por Covid-19. La reina Letizia se encuentra en aislamiento, Alberto de Mónaco dio positivo en la prueba y ahora el Príncipe Carlos se suma a esta lista.

Afortunadamente para la soberana su hijo –de momento- es el único infectado en toda la familia real, aunque dado el periodo de incubación del virus no se descarta que se haya podido extender a otros miembros.

A la vista de la situación actual el desplante de Meghan y Harry parece carecer de toda la importancia que en su momento se le dio, ya lo decíamos al principio, el verdadero annus horribilis de la soberana podría ser este en el que estamos.