Bad Bunny se gasta 10.000 dólares en sus ¡nuevos dientes!

No es el primero que se tunea la boca

Cuando el cash no es uno de los problemas de tu vida sino que el problema es cómo gastarlo en vida es lógico perder el norte y perderte en compras. Lo bueno de no tener que mirar el precio de las cosas también tiene su ‘cara b’, aunque no lo creamos.

Bad Bunny cuenta con una más que saneada economía que derrocha a manos llenas en función del capricho del momento. Se ve que es un defecto que afecta a todos estos que se dedican al género urbano, porque el derroche de estos cantantes, a veces, clama al cielo.

El rey de los excesos por excelencia, el de los estilismos ‘más difícil todavía’ ha encontrado una nueva vía de escape o de inversión a cientos de dólares de su bolsillo. Bad Bunny ha decidido hacerse los dientes, incrustarse brillantes, diamantes y cuanta piedra preciosa se precie para que su estilo millennial o sus extravagancias vuelvan a quedar a la vista de todos.

La moda de hacer brillar los dientes a base joyas y dinero no es nueva, ya la inició J Balvin hace un tiempo con unas fundas de oro sobre los dientes, pero renunció pronto a ella debido a que le traía más problemas que beneficios, y con Bad seguramente ocurra tres cuartas de lo mismo.

Entre tanto, el cantante de reguetón sigue en su línea, dejándose caer por fiestas y saraos de moda, como la Milan Fashion Week, donde las risas de Bella Hadid y Clara Devigne se escuchaban de lejos con los comentarios de Bad y J Balvin. Lo mismo el cantante estaba haciendo alarde de nueva sonrisa y brillo, que con él y con su acompañante, todo es posible. O lo mismo Bella y Clara se apuntan a la nueva moda de tunearse los dientes, que con las celebrities, todo es posible.