El bañador que hunde a Carolina Cruz: “¡qué horror!”

No favorece en nada a las curvas de la presentadora

Las habituales a la sección rosa fluctúan. Unos días se les quiere en exceso, otros se ven defectillos nunca visto antes y los menos, dejan de gustar, aunque no a todos. Porque pertenecer a esta élite de agracidas también tiene su parte menos amable y más temida, lo que son las críticas y la ausencia de esa supuesta perfección en vidas y cuerpos que han de ser perfectos. Y si Carolina Cruz Osorio suele ocupar los primeros puestos en belleza, atractivo y estilo, de vez en cuando aparecen voces críticas que no ven lo mismo que la mayoría y que hacen que nos asalten dudas sobre la supuesta belleza y perfección de la alfombra rosa. La empresaria suele compartir muchos momentos de su vida a través de sus redes y aprovecha el tirón de su nombre y su fama para promocionar de paso su negocio como diseñadora de complementos. Y no es mala idea recurrir a la imagen personal para dar impulso a su emprendimiento, lucir bañadores, zapatos, bolsos y gorros que la sientan como un guante y que además son chulos y no carecen de estilo, pero si en una de esas te pillan unos ojos que ven más allá de la prenda, estás perdido.

Porque en realidad, en la foto publicada por la presentadora nuestros ojos sólo ven una mujer guapa que lleva puesto un bañador especial, ven piernas torneadas, escote perfecto y conjunto bonito. Pero los hay que han visto a una Carolina falta de curvas. Una Carolina casi sin retaguardia en la que sus caderas han dejado de ser tan prominentes como antaño eran, la voluptuosidad de la conductora de televisión en entredicho. O que el bañador no le favorece en nada. O eso, o posiblemente los ojos que la miran no son los mismos que los nuestros.