El bañador de Linda Palacio que lo peta: “¡Diva, cuerpazo y Diosa!”

Exuberante es decir poco

No recordamos ni una sóla de las publicaciones de la guapísima Linda Palacio que no nos haya impactado con su atractivo. Independientemente de escenarios, de estilismos, de paises y de acompañantes la modelo aparece espectacular en todas ellas. La combinación de unas medidas de infarto, de ojos verdes y cabello negro es la responsable de que todas y cada una de sus publicaciones reciban aplausos y que el número de sus seguidores y fieles aumente cada día. Pero es que además de belleza, la modelo colombiana sabe exactamente cómo se ha de posar para llamar la atención, para atraer las miradas y evitar perder el interés en cuestión de segundos. La experiencia en pasarelas y ser la cara visible de muchas e importantes marcas le dan la tablas de ese saber estar profesional del que ella hace gala. 

Y es que Linda no es nueva en esto del modelaje, Linda lleva ya mucho tiempo trabajando en la industria de la moda, siendo portada de revistas e incluso, en alguna ocasión, protagonizando portadas, como la de la archiconocida revista Don Juan, artífice de un desnudo bonito y sensual carente de cualquier viso de mal gusto. Es consciente y conocedora de su atractivo, lo aprovecha y lo exprime al máximo luciendo prendas difíciles de casar con otros cuerpos menos divinos. Bañadores, trikinis y bikinis no se resisten a su anatomía. Que para eso ella cuida sus curvas a base de practicar boxeo, su otra pasión. Y a la vez, dedica tiempo a formarse como actriz y a estudiar la carrera de Negocios Internacionales. No sólo se trata de ser una cara bonita, se trata de demostrar al mundo que la belleza no está reñida con la inteligencia, y Linda es inteligente. Una mujer diez en todos los aspectos de su vida, sólo hay que verla.