Barbara Blank rompe esquemas con su vestido en la Gala ESPY Awards

Escote y pierna, al descubierto

La que fue diva, diva se queda. A parte de lo mucho que se cuida y del espectacular aspecto que consigue tener día a día, casi mejor a cada minuto y cada año que transcurre, Barbara Blank aprovecha cualquier acontecimiento para dejar a las claras que sigue siendo una de las deportistas americanas más queridas, y no solo por su carisma, logrado combate a combate en la WWE, sino por su incalculable belleza.

Su hermosura no es delicada ni simplemente mantenida, es trabajada, portentosa y alimentada desde el esfuerzo diario. No en vano hablamos de una de las campeonas de Divas de la WWE. Barbie, o más bien Kelly Kelly como se le conocía en su carrea profesional en el Werstling Entertaintment, fue luchadora profesional durante seis años, logrando alcanzar uno de los picos de seguimiento y carisma más altos de cuantas mujeres competían entonces.

El físico envidiable que mantiene le ha servido para proseguir con su éxito más allá de los rings, donde ha ejercido desde modelo en sesiones fotográficas a vídeos musicales. Hoy, Barbie ha debutado en la interpretación de la mano de ‘Days of Our Lives’.

Su vida sentimental tampoco ha estado exenta de movimiento, y entre sus conquistas figuran luchadores como el hoy famoso actor Dave Bautista o el fallecido Andrew Martin, aunque finalmente se casó con el jugador de hockey Sheldon Souray. La hoy modelo, con una buena masa social de fans a sus espaldas, posó radiante y atrevida en la Gala ESPY Awards con un vestido azul cielo largo en el que, eso sí, se podía ver a la perfección su esculpida anatomía, desde sus largas piernas a su firme pecho. Un monumento que no pasa de moda.