Becky G enseña los labios, ¡Más gordos y húmedos que Anastasiya Kvitko!

La cantante no se cortó a la hora de mostrar sus virtudes

Llega la navidad y muchos de los famosos que se han pasado el año viajando tienen que volver a casa. Todos tenemos compromisos. Incluso ellos. Aunque algunos, como Natti Natasha siguen con su gira por Estados Unidos. Siempre sacan tiempo para pasar las navidades con los suyos.

Son fechas para estar en familia y aprovechar el tiempo con los tuyos. Unas buenas partidas a juegos de mesa, unas buenas comidas. Todo es perfecto y todo es felicidad cuando huele a casa.

Becky G lleva un año movidito. Desde el verano sus canciones no han parado de sonar una y otra vez. Ella desapareció del foco mediático durante una temporada. Ya pensábamos que le había pasado algo o que la industria de la música se había olvidado de ella. Con lo que nos gustan sus canciones. Parecía que era una cantante de un solo hit.

Pero Becky G tenía un plan. Un plan ahora ha tomado forma y que le lleva camino de ser la cantante latina más importante en 2020. Con respeto a la reina Shakira y a una siempre protagonista Lele Pons. Becky está dispuesta a dar guerra y lo hace de la mejor manera posible, con un disco que es número uno en España y se acerca a Estados Unidos.

MalaSanta salió hace algo más de un mes y desde el primer día fue un melocotonazo. Sonó en la radio y todos subieron el audio de sus aparatos musicales. ¿Era ella? ¿Su voz sonaba mejor que nunca? Lo había vuelto a hacer.

Ayer la hemos visto en una foto a la entrada en Miami. Su ciudad natal. El selfie, hecho con mucho amor, como todo lo que hace ella, es enfrente de la bandera del estado de California. Sacando morritos y dejando claro que ella tiene unos labios carnosos y húmedos. Nada que envidiar a la modelo rusa Anastasiya Kvitko.

 
 
Ver esta publicación en Instagram

My city ❤️ Happy to be a part of the Christmas Tree Lighting 🎄

Una publicación compartida de Becky G (@iambeckyg) el

Becky G es la reina. Nuestra reina. Y todo lo que quiera es suyo. Incluso nosotros.