A Becky G se le abre el vestido en el momento más inoportuno

La foto capta el momento ¡Tienes que ver esto!

Becky G va a cerrar su gran año en familia. Está pasando las navidades con los suyos. En su Instagram nos ha regalado unas fotos con su ella, y no son pocos. En la última foto, tomada desde grado angular, podemos ver a todos reunidos. Son más de 50. Ella da las gracias por seguir celebrando las navidades de la misma manera que lo hacían cuando ella era una niña.

Y es que Becky siempre que puede vuelve a California, su hogar. Hay que recordar que sus padres son inmigrantes mexicanos que llegaron a Estados Unidos antes de que naciera la cantante. Y que desde muy pequeña ella quiso ser vocalista y triunfar en el mundo de la música. Lo tenía bien claro como ha dicho su madre en alguna ocasión: “Becky siempre fue una niña especial. Vimos que tenía talento desde que era bien chiquita. Le damos gracias a Dios por todo lo que le dio y también por su trabajo. Estamos muy orgullosos de donde ha llegado y más aún de no haber perdido el norte. Sigue siendo nuestra Becky”.

Quizás es una de sus mayores virtudes, no haber perdido nunca la cabeza y saber a quién se debe y el esfuerzo que hizo su familia para que ella ahora esté donde esté. Su novio, Samuel Lletget también es un apoyo clave para ella y la familia de la cantante ha aceptado siempre al futbolista como uno más.

Hoy además hemos sabido que le han elegido como una de las latinas del año 2019 con mejor estilo en Estados Unidos. Una noticia más para celebrar. Y es que siempre que va a un evento sabe que elegir. Se saca partido como nadie y a pesar de su corta estatura ella siempre tiene el mejor vestido que ponerse.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

#News Hello USA!" elected Becky as one of the best dressed Latinas during 2019. @iambeckyg #beckyg #beasters #beaster #malasanta

Una publicación compartida de beckygcrewbackup__ (@beckygcrewbackup__) el

La hemos podido ver en una antigua foto donde quizás se le fue de las manos. El vestido se abre y deja ver sus piernas al aire. El descuido en el photocall es evidente, pero ella sonríe. Sabe que incluso es mejor para ella. Se siente ganadora.