“¡Qué bestia!” El último video de Sonia Isaza (y es en el gym)

La modelo de fitness sigue en su línea

Sonia Isaza sigue en su línea, nunca mejor dicho. La novia del jugador Arturo Vidal continúa dando a conocer por medio de vídeos y fotogragías cuáles son sus rutinas y trucos para mantener o conseguir el cuerpo que ella tiene, y a decir verdad, algo parecido al sufrimiento aparece en nuestras caras, en la de los pocos asiduos al gimnasio pero sí gustosos de abdominales, cada vez que la vemos en acción. Y es que está claro que la colombiana juega con pesas, kettlebells y cualquier otro elemento de tortura que se encuentre en el gimnasio sin ningún tipo de pudor. Nos atreveríamos incluso a decir que disfruta con ello, y mira que nos cuesta imaginarlo.   

 
 
Ver esta publicación en Instagram

SEMANITA DE SOLO PIERNA!!💪🏾 . PESO MUERTO💀 4 series de 15 rpts @nitrofitoficial 💊

Una publicación compartida por Sonia Isaza (@niaisazaoficial) el

Disciplina, entrenamiento riguroso y una vida saludable es lo que predica entre seguidores día sí y día también. De ellos depende parecerse a ella. Y eso que la modelo, hace no mucho tiempo, no lucía un físico ni por asomo semejante al actual. Hace relativamente poco la modelo aparecía en fotografías mucho más delgada y con un cuerpo muchísimo menos voluminoso que el que tiene hoy.  

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

PESO SUMÓ💀 . 4x 20-15-15-15 @nitrofitoficial💊

Una publicación compartida por Sonia Isaza (@niaisazaoficial) el

Incluso hay quien se atreve a decir que el volumen de sus pechos, trasero y labios es difícil de conseguir únicamente con ayuda del gimnasio, que la modelo del fitness habría pedido ayuda a la cirugía para que su anatomía alcanzara la proporción que hoy en día tiene, cosa que de momento ni ha afirmado ni ha negado la protagonista porque en realidad, poco caso hace a lo que piensen o digan los demás. Independientemente de ello y para ser justos, la modelo se trabaja su anatomía, se machaca en el gimnasio para poder luego marcar músculos con cada uno de sus estilismos, cada cual más ceñido y ajustado. Que su esfuerzo tiene como recompensa esa anatomía y ella puede y quiere enseñarla.