El bikini de Ana Lucía Domínguez que altera las mareas, ¡vaya locura!

Las olas enloquecen con sus curvas

Si eres de los que aún no te has dado el baño del verano, de los de las vacaciones a última hora y la playa para después, vete echando un vistazo al desparpajo y a la gracia con la que Ana Lucía Domínguez da cuenta de un baño interminable en las aguas del mar. Porque eso de entrar poco a poco para que el agua no te corte la circulación de las piernas ni sufras espasmos musculares, ya no se lleva. Y es que si quieres aprender a posar como lo hacen las habituales de la alfombra rosa, el método de la colombiana es lo más de lo más. Lo primero que has de tener en cuenta es la elección de la prenda de baño, cuanto más colorida, mejor que mejor. Bikini, trikini o bañador, lo que mejor siente a tu cuerpo. Y si es como el de la actriz habrás acertado en el uso de un bikini ultra estampado y de talle alto como el que utiliza ella. 

Recuerda que el peinado y el pelo no es de lo más importante en un posado veraniego y que puedes cambiar de estilo tanto como te plazca. O puedes empezar como Ana Lucía con cabello suelto al viento y terminar recogiéndotelo en un moño, para gustos y comodidad, los colores. La intérprete también admite accesorios en el baño, pendientes grandes en unas fotografías y orejas sin nada en la otra, variedad y distinción, que se pueda escoger cuál es la que gusta más. Y sonrisa. Sonrisa amplia y cuanta más, mejor. Que no te importe que las olas comiencen a enloquecer con tus curvas. Ni que el agua amenace con arrastrarte hasta no se sabe dónde. Que se trata del posado de verano y Ana Lucía Dominguez sabe cómo has de hacerlo.