El bikini más minúsculo de Sol Pérez: ¡locura en Argentina!

El sol no podrá dejar marca

Las hay que a pesar de ser famosas y conocidas en el mundo entero toman el sol sin ningún tipo de glamour ni de cuidado, sin estar pendiente si alguna retina espabilada anda al acecho en búsqueda de conocidas a las que sacar defectos. Y luego están las famosas que saben que los ojos andan detrás de ellas los siete días de la semana y que se toman esto del posado veraniego como un éxamen de acceso a la universidad. Sólo hay que ver a Sol Pérez para entenderlo. La Sobri de Pérez se ha pasado, y mucho, con este intento de naturalidad forzada e imposible para el resto de los cuerpos, que no para el suyo. Porque una cosa es intentar posar como la diva que es para muchos, como la chica del tiempo de curvas imposibles, y otra parecer una estatua de alguna fuente de algún que otro pueblo. 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Quiero un domingo acá @duneboutiquehotel 🔥🔥

Una publicación compartida de Solci Perez #lachicadelclima (@lasobrideperez) el

Que si bien es cierto que sus posados rebosan de estudio y de enseñar la mejor de sus caras, en este la argentina se ha pasado. Y mira que ya sería fácil lucir diferente con un decorado y un sitio como el que está ella. Y mira que podríamos hablar mucho de sus formas, de sus curvas y de su moreno, de las abdominales tan cuidadas, de ese tono de piel tan bronceado que indica largas sesiones de sol o de un bikini mínimo en el que el color no combina entre parte superior e inferior pero sí lo hace en tamaño. Y mira si tendríamos cosas de las que hablar sobre Sol y no sobre su posado. Aunque tal vez esa era la intención. Que de su anatomía y poderío ya se ha dicho mucho, que mejor cambiar de tema, aunque al final el tema siga siendo ella.