¡Bomba! Nicki Minaj lo hace frente al espejo,¡ya no es secreto!

La cantante no se corta ni un pelo a la hora de hacerse fotos en compañía

Si hay algo que nos une con las celebrities es que todos tenemos el mismo problema: nos mata el ego. El vernos guapos y recibir likes en nuestras redes sociales nos vuelve locos. Hay que intentar controlar eso porque si no podemos acabar en la locura. En una carrera por likes que hace que muchas veces subamos contenido del que luego nos arrepentimos con el tiempo.

Para evitarlo lo mejor es revisar lo que subimos hace unos meses. Muchas veces tu yo de ahora alucina con tu yo anterior. Es como una especie de lucha interna contigo mismo.  Pero muchas veces el yo anterior gana, tan solo porque nos movemos, como he dicho antes, por el ego. Y ese ego nos impide poder rectificar.

Seguro que Nicky Minaj no tiene esos problemas. Ella está por encima del bien y del mal, o al menos eso nos hace sentir. No tiene ningún tipo de vergüenza para nada. Enseña su gran retaguardia como el que sonríe a un nuevo día, baila encima de la barra, sube videos de sus momentos más íntimos… le da exactamente igual todo.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Here’s a sneak peak of just a taste of what’s to kome @fendi #FendiPrintsOn by #StevenKlein for #Elle AVAILABLE OCT 14th on FENDI.com & select boutiques. #FENDI #Ad

Una publicación compartida de Barbie (@nickiminaj) el

Hace mucho tiempo que la gente dejo de opinar sobre su comportamiento y se dedica tan solo a poder disfrutar de ella. De su música y de su personalidad. No sabemos que vino primero, si su música o ella misma, pero no entendemos hoy en día que ambas no vayan de la mano.

En su última fotografía sale la cantante americana enfrente del espejo. En un movimiento sexy, con cara de “Oh my god”, como que le hubieran pillado con las manos en la masa. Haciendo algo que no le está permitido o que no quiere que la gente vea…

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

💋

Una publicación compartida de Barbie (@nickiminaj) el

Sea como sea siempre nos saca una sonrisa y nos hace volar con la imaginación. Y con eso para nosotros es suficiente. Ella es una reina y nosotros sus súbditos. Nos tragaríamos todo nuestro ego por ella.