¡Bombazo!: Antonella Roccuzzo se pasea en bikini por Mónaco

La mujer de Messi y Daniella Semaan, esposa de Cesc Fábregas, ¡enseñan todo esto!

Las vacaciones de Antonella Roccuzzo han dado para muchos momentos jugosos este verano. Con ella hemos recorrido algunas playas y entornos paradisiacos que, junto a su figura de infarto, son más idílicos. También ha habido instantes para el relax familiar e incluso para la fiesta más desenfrenada: desde las vacaciones con sus hijos a los días junto a su inseparable Daniella Semaan, esposa de Cesc Fábregas, amigo íntimo de Leo Messi, por Ibiza, donde también estuvo el crack argentino, el propio centrocampista del Mónaco, Luis Suárez y su mujer, Sofía Balbi, y Jordi Alba y su novia Romarey Ventura.

Pero la época estival de Antonella no ha terminado, sus vacaciones continúan, incluso sin Messi. De hecho la argentina ha aprovechado que el astro de Rosario está en Barcelona para irse junto a la mujer de Cesc a Mónaco, donde vive la pareja, para disfrutar del sol y el lujo del principado.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Ultima noche en un lugar magico con gente extraordinaria 🤗🤗 Gracias a todos por el recuerdo inolvidable 💋💋 cheers 🥂#summer2019

Una publicación compartida de Daniella Semaan Fabregas (@daniellasemaan) el

Y Antonella, que causa furor allá donde va, ha reventado las redes con una imagen en la que muchos fans ven una postal ideal. La argentina se abraza con su amiga libanesa mientras las dos posan en un exclusivo entorno, delante de unas pistas de tenis y con la postal del mar de fondo, y lo hacen con dos minúsculos bikinis que realzan el cuerpazo de ambas e intuyen que las dos eligieron mostrar su retaguardia con partes de abajo caracterizadas por finas líneas.

En el caso de Antonella y Daniella el uso de tangas es bastante habitual, de hecho estamos relativamente acostumbrados, aunque no por ello menos agradecidos, a verlas con el trasero al aire con fotografías suyas colgadas en sus respectivos murtos de Instagram, pero en este caso lo que choca es que estén tan expuestas, sobre un cristal y con posibles observadores cercanos. Aunque lo verdaderamente arrebatador es la escultural figura de las dos. Ya lo decía la amiga de ambas, Sofia Balbi: “son dos diosas”.