Bradley Cooper tira los tejos de nuevo ¡y ella se deja querer!

¿Una nueva pareja de guapos en Hollywood?

¿Qué tendrá Bradley Cooper que le hace ser uno de los hombres más envidiados?, no hay duda que esta es la pregunta que muchos se hacen al conocer la trayectoria amorosa del actor. Lo cierto es que la pregunta tiene su miga ahora que la última en caer en sus garras haya sido Ana de Armas.

Se convirtió en una de las personas más odiadas al conseguir llevarse a una Irina Shayk de calle. Formalizaron relación e incluso se animaron y tuvieron una niña. La mujer más perfecta pero con la mirada más helada había caído bajo el influjo de Bradley, la pareja de guapos más admirada.

‘A star is born’ fue el principio del fin. Una Lady Gaga no tan agraciada como Shayk cameló al actor y consiguió que lo de la rusa terminara mientras ellos interpretaban el papelón de su vida sobre un escencario, una escena de amor en do mayor.

Y ahora Ana de Armas. Cierto, antes de Ana se rumoreron mil posibilidades y mil nombres de los que al final nada se supo hasta ahora.

Comida en el que se junta un buen puñado de actores y casualmente Bradley se fija en la nueva chica Bond. Intercambio de palabras, sonrisas y cuando acaba el acto abandonan el lugar en mutua compañía.

¿Alguien ha pensado que Cooper tenía la intención de marcharse solo?, si es que este chico ¡sabe lo que se hace y sabe cuándo lanzar la caña!

Se dice que supuestamente pasaron la noche juntos y que a la mañana siguiente dejaron el hotel Four Seasons a la misma vez, ¿casualidad o mucha casualidad?

Sí, ya se conocían y ya habían trabajado antes en alguna cinta, pero desde que Ana es objeto de deseo del mismísimo agente secreto y Bradley está soltero las apuestas no hacen más que sucederse, y al parecer, esta vez han cantado bingo.