¡Brutal! Beyoncé tiene un doble y ¡no hay forma de diferenciarlas!

El parecido es asombroso

Todos tenemos un doble, lo hemos escuchado mil veces y al parecer va a ser verdad. No importa en qué esquina del mundo ni en qué rincón del universo se encuentra ese alguien con los mismos rasgos que tú. O que Beyoncé. Y es que la cantante tiene un doble que es… ¡clavadito a ella!

En poco más de una semana la cantante se ha visto replicada como por arte de magia y en dos personas diferentes ¿tendrá la culpa su fama?

Primero fue una señora a la que pillaron robando un vehículo y que a la hora de identificarse tuvo a bien reconocer que se trataba de la mismísima Beyoncé, la artista, la cantante que trae de cabeza al mundo. Y a decir verdad, el parecido con la cantante brillaba por su ausencia… ¡pero la detenida juraba ser la famosa!

Y ahora, a los pocos días del falso clon, la cantante vuelve a contar con un doble más en todo su repertorio de clones, aunque esta vez con algo más de sentido.

Blue Ivy es el auténtico retrato de Beyoncé. Blue es igual que su madre cuando ambas tenían la misma edad ¡imposible identificar quién es la original en estas fotos!


¿O serías capaz de distinguir quién es quién?

Ha sido la propia intérprete quien ha vuelto a colocar a su hija a la vista de todo el mundo, aunque esta vez para que pudiéramos comprobar que el parecido entre madre e hija es semejante a dos gotas de agua… ¿verdad?

La cantante no escatima a la hora de mostrar publicaciones con su familia y en especial con Ivy. Hoy es el parecido pero a menudo son los accesorios que lleva la niña los que provocan los comentarios de todos sus seguidores. Y no por la falta de gusto sino más bien por el precio desorbitado de los adornos que ha elegido la cantante.

Seguro que estará encantada de que se le encuentre parecido con su hija y no con delincuentes que dicen llamarse como ella, aunque tratándose de quien es seguro que está acostumbrado a esto… ¡y a más!