¡Brutal! Billie Eilish deja ver esa minúscula prenda en los Grammy

Ni Phoebe Bridgers o Noah Cyrus pueden hacer sombra con sus vestidos a la angelina en los populares Premios

Los Premios Grammy, una vez más, tuvieron en la alfombra roja uno de los momentos estelares de la gala, que por otro lado fue un rotundo espectáculo, pero no sorprendió con los elegidos para cada una de las categorías. Con todo, hay mucho que contar sobre la previa y casi todo lo que tiene su eco hoy gira en torno a los atuendos de las grandes divas de la noche, que fueron, de calle, las auténticas protagonistas de la gala: el empoderamiento femenino ha llegado a la música pop. Y de ello, lo que más nos ha llamado la atención es la minúscula prenda mostrada por Billie Eilish.

Beyoncé, Dua Lipa, la propia Eilish, Taylor Swift o Bad Bunny fueron algunos de los múltiples premiados en una gala 2021 que no decepciona nunca en lo que a la moda se refiere, pero queríamos hacer especial hincapié en el Gucci de la de Los Ángeles porque consiguió que todos los focos le enfocaran y fuera una de las comidillas de la tarde entre los corrillos más críticos de analistas de las celebridades.

Y es que la vencedora en la categoría de Mejor Grabación del Año por ‘Everything I wanted’ eligió a la firma de Florencia para la nombrada ocasión, pero no lo hizo a la liguera y se enfundó en un extraño conjunto formado por chaqueta, pantalones, guantes, manicura y gorro de pescador a juego sobre un estampado rompedor, que además incorporaba una minúscula prenda de la que se ha hablado y mucho: una mascarilla a juego con el traje.

Y decimos que Phoebe Bridgers y Noah Cyrus no pudieron hacer sombra a la estadounidense porque sus puestas de largo tampoco dejaron indiferente. Empezando por la segunda, nominada a Artista Revelación, logró acumular gran atención sobre su Schiaparelli Couture que estaba claramente inspirado en un traje de novia. Pero también fue increíble la selección de Phoebe Bridges, que se enfundó un vestido de esqueleto de Thom Browne, el cual casi acaparó más comentarios que sus cuatro nominaciones. Bad Bunny de negro con Burberry; Julia Michaels, con una vestido peculiar de negro de volantes de paloma de Georges Chakra, o Taylor Swift con su minivestido floral de Oscar de la Renta fueron otras de las más seguidas en la pasarela de entrada a la gala.