"¡Tápate que se ve todo!" Kim Kardashian y Paris Hilton la lían (y gorda)

Quién gana a quién en curvas lo tenemos claro

La cosa de va de traseros, glúteos, caderas o como lo queraís llamar. Aunque a decir verdad, la mayor parte del tiempo, con la amiga Kim, si no es hablar de traseros, lo es hacerlo de curvas y de anatomía. A la evidencia hay que rendirse. De vez en cuando también se preocupa por enseñar su faceta menos curvilínea y más empresarial. Ha creado una línea de maquillaje inspirada en el día de su boda.

La foto es espectacular, ¿no crees?

Lo de la genética y la aficción a copiarse es un rasgo común del clan. Mira la foto que publico hace unos días. Si no la conocieras, dudarias en decir quién es quién, quién la madre y quién la hija.

¿Has adivinado ya quién es la mayor de las dos?

Pero la cosa iba de traseros y amigas. Como no podría ser de otra forma, sus más íntimas también comparten ese gusto suyo por las estravagancias en todas las facetas de su vida. Paris Hilton es una de las más cercanas y admirada por la Kardashian. Tampoco ella se libra de comentarios sobre estilismos, virtudes y estilo. Es la forma de estar siempre en boca de todos. Que las dos vistan prácticamente igual, ya casi ni nos sorprende. Que lo más largo en todo su estilimo sean los tacones, es ya un habitual como reconcen muchos de sus followers: "¡Tápate que se ve todo!", avisan. Y es que, que se tape lo mínimo y se marque lo máximo, forma parte de la marca Kim y Hilton.

Pero que nos obliguen a comparar traseros, ya es demasiado...¿o no? 

Sea como fuere, la realidad es que las dos divas siguen levantando pasiones allí donde van con unos estilismos que, gustarán más o menos, pero siguen enamorando a sus incondicionales. Una realidad que no escapa a las Kim y compañía que siguen exprimiendo sus cuentas de Instagram