Camiseta mini para ¡tanto tamaño! Anastasiya Kvitko arriesga ¡y pasa esto!

No se puede pretender que retenga todo eso

Cuando las formas de la mujer se llevan a un extremo, la ropa del común de los mortales no bastan para tapar esas líneas excepcionales, al menos un top de Zara no es lo más indicado para retener la voluptuosidad suprema. Y Anastasiya Kvitko es el top de los tops en este sentido. Se lleva la palma de los pies a la cabeza, todo en ella es superlativo y tiene unas dimensiones excepcionalmente grandes, de ahí que cuando se fuerce algún pantalón o una camiseta, esta sufra. Hasta lo dramático, a veces.

Pero a la rusa le gusta así, todo muy apretado a sus enormes líneas, para que ella pueda mirarse al espejo y sentir que todo sigue ahí para mostrarlo, mientras el resto del mundo se detiene cuando pasa. No es para menos, no es posible dejar de ver o dejar pasar a la modelo del país más grande del mundo, simplemente es una vista obligada.

La de Kaliningrad Oblast hace tiempo que dejó atrás su tierra natal para mudarse primero al glamour de Miami, de donde obtuvo la idea de ser modelo, y después a Los Ángeles, donde cristalizó dicho sueño. Y es que la ciudad angelina ha formado a las mayores estrellas de la historia, tanto en el mundo de la interpretación (Hollywood, la meca del cine se encuentra ahí) como en el de las pasarelas.

Anastasiya Kvitko

Es cierto que el tipo de belleza de Anastasiya no es propio de un mundo o el otro, es algo más superficial, más de Instagram, más de foto impresionante. Pero le va muy bien en la megalópolis estadounidense y con sus posados en la conocida red social. La prueba de ello es interna, con buenos beneficios económicos por su actividad, y externa, donde vemos en esplendor sus curvas y su bronceado, y cómo sufren sus prendas para sujetar tanto atributo ¿Estallará? A punto está, eso seguro.