“¡Cardi B borracha!” el vídeo (y el baile en tanga) en el jaccuzzi

No podrás dejar de mirarlo

La consigna de "cuidado con los excesos" debería estar muy presente en la vida de ciertas estrellas. En la de Cardi B, por poner algún ejemplo y por nombrar a alguna.

No estaría nada mal que la cantante rebajase un poco el listón de los límites que se ha impuesto. Porque no los hay. Cardi B no se pone límites. Ser una estrella como ella significa no tenerlos. 

 

Y es que salir de fiesta, cantar, reir y bailar, tomar una copa y sentirse el dueño del mundo por un momento lo ha hecho hasta el más común de los mortales. Pero claro, ser común y ser Cardi B no pega. Lo suyo es marcar la diferencia y dejar bien claro quién es ella. Excesos, en todos los rincones de su vida, eso sí le va. Todo es poco y todo no es suficiente, siempre buscando el más. Y vaya si lo logra.  

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

We crazy 🤪CLOUT

Una publicación compartida por MOSTHATEDCARDI (@iamcardib) el

Ya no sólo se atreve con su rap en escenarios y en camerinos improvisados. También es posible rapear en un jacuzzi. Y acompañarlo de esos movimientos de manos y piernas tan propios de este estilo. Nada de todo esto sería digno de mención en el universo de la diva si no fuera por esa copa, en su mano. La copa que acompaña el baile sin derramar ni una sola gota. El más difícil todavía. Del ritmo que lleva la cantante en este vídeo podríamos atrevernos a decir que no ha sido la única copa que le ha acompañado en su baño. Algún movimiento inconexo de la cantante en su forma de bailar, algún que otro traspiés en el jacuzzi nos hace pensar que su fiesta-baño dura ya un buen rato. Y a saber cuándo acabará. Y es que es Cardi B, la del todo o nada, la reina de los excesos.