Cardi B no volverá a pasar por quirófano más

La norteamericana ha dicho basta

Cardi B se ha cansado de las operaciones estéticas. Después de recuperarse de la liposucción y la reparación de los estragos que sus nuevos pechos le habían provocado tras la maternidad, a la que sometió hará pocas semanas la estadounidense ha dicho basta.

El reposo que ha tenido que guardar durante los últimos días ha llevado a la artista a tener que cancelar muchos de los conciertos que ya tenía programados en su gira, cosa que ha enfadado a sus fans que ya tenían la entrada adquirida. Además de la evidente pérdida económica que supone cancelar un evento de tal magnitud, la imagen de la cantante también ha quedado dañada, algo que ha dolido mucho a la joven.

Es por este motivo que ha decidido aparcar la cirugía plástica para probar nuevos métodos de entrenamiento que la ayuden a poder preservar el buen aspecto físico. La propia Cardi B ha reconocido que “He estado entrenando mucho durante las últimas dos semanas porque no pienso volver a operarme nunca más. Pero tengo que reconocer que no he tenido un solo dolor de cabeza desde entonces".

Con tan solo 21 años, la artista sufrió las consecuencias negativas de una operación estética. La norteamericana, que por aquel entonces trabajaba como stripper, vio como un aumento en su trasero le produjo fatales resultados. El bajo coste que pagó por esa operación se tradujo en una muy mala experiencia durante la acción, sufriendo un terrible dolor que a día de hoy todavía recuerda.

En la actualidad, Cardi también sufre hinchazones en los pies a causa de los tacones que utiliza en los conciertos. El médico le ha recomendado que baje el ritmo de los conciertos para que acabe de desaparecer la sensación de quemazón en sus pies. La artista ya se encuentra mucho mejor y espera poder retomar su gira para ganar el tiempo perdido.