Carmen Villalobos abre las piernas ¡pero todos hablan de su cara! (Mírala)

¡Como para no hacerlo!

Ni tan siquiera con Carmen Villalobos las justificaciones valen. Que nos puede dar por pensar en su boda, en el exceso de trabajo o en un descuido, pero hay ocasiones en las que no sabes a qué agarrarte para sonreír, poner buena cara y justificar, aunque sea ella.

La reina de la elegancia colombiana por antonomasia, la que sabe de elegancia más que nadie y la que levanta suspiros con tan sólo mencionar su nombre está que se sale.

Y no es que lo haga a posta, o que sean olvidos, es que tiene la cabeza en otras cosas y eso se nota.

Carmen lleva una temporadita que no se lo cree ni ella. Con falta de memoria, comportamientos poco apropiados para su imagen y con estilismos y decorados que no encajan para nada. Y ya nos cuesta justificarla, para qué mentir.

Que si boda, que si preparativos y que si wedding planner, termina de un barro y se mete en otro, poco habitual en ella.

Y si en contadas ocasiones ha echado mano del Photoshop, esta vez no ha hecho un uso sino un abuso. Su cara no parece la cara de la actriz, parece que la han estirado a posta y que el rostro más bien ovalado de la artista ha terminado absorbido por arte y gracia del pincel. 

Tampoco es que la postura con las piernas abiertas con la que le han tomado la foto le favorezca mucho, pero en todo este collage de imperfecciones poco perfectas es lo de menos y su cara es lo de más, ¡vaya chasco, Carmen!

A ver si termina con su boda de una vez por todas y vuelve al redil de la moda y de los posados diez. Porque aunque esta sea Carmen, la otra lo es más, y la echamos de menos.