Carmen Villalobos bailando en shorts!: “¡Es Shakira!”

Meneo de cadereas a base de bien

Si algún día Carmen Villalobos decide que dejemos de verla en pantallas porque quiere probar cosas nuevas, hemos encontrado una profesión alternativa en la que a bien seguro cosechará tantos éxitos como en su faceta de actriz. Y es que Carmen es una de esas personas que haga lo que haga y pruebe lo que pruebe, aunque sea por primera vez, todo, absolutamente todo se le da bien, no hay más que verla. Y si no que venga Shakira, la reina del movimiento y del contoneo sin igual para juzgar sin nos equivocamos en el pronóstico. Y si hace un tiempo la rubia colombina, la pareja de Piqué, nos dejaba con la boca abierta a base de movimientos que más parecían una dislocación de caderas que un baile propio de acompañamiento a sus letras, hoy Carmen Villalobos demuestra que si Shak es buena maestra, ella es mejor alumna. 

Y es que vaya manera de mover caderas sin haber ido a clase de baile. Vaya forma de alternar movimiento de brazos, piernas y saltos y que todo ello tenga una coherencia y se vea bien. Qué es eso que tiene y qué es lo que hay que tener para poder mantenerse sobre un pie mientras gira sobre si misma sin perder el equilibrio ni la sonrisa. Vaya capacidad de coordinación de todos los miembros de su cuerpo, vaya capacidad la de sus extremidades para evitar desmembrarse después de temblores y sacudidas dignas de terremoto. Tiembla Shakira que llega Carmen. Y si por casualidad el clon de Shakira decide que lo suyo no es el baile, que Sin senos, efectivamente sí hay paraíso y que con el baile, también, siempre podrá volver a lo que tanta fama le ha dado. Aunque las coreografías, no se le den nada mal. Y la interpretación, tampoco.