Carmen Villalobos enseña lo nunca visto en esta foto en la playa

Escandalosamente diferente en tamaño

La tendencia al destape sigue al alza entre nuestras asiduas. Enseñar lo más oculto y recóndito de la vida de cualquier celebrity levanta interés y unas ganas horribles de saber para poder practicar el deporte del cotilleo. Y si ese descubrimiento se debe a cuestiones físicas, a partes de su anatomía que nunca antes habían visto la luz, la cosa se dispara y la espera en saber se convierte en una verdadera tortura. Carmen Villalobos no es muy dada a ningún tipo de escándalo, que para escándalo ya está su cuerpo y con eso ya tiene suficiente. Si bien se deja ver con mucha frecuencia y nos cuenta de su vida y obra a través de sus redes, todas sus apariciones están muy medidas y estudiadas, porque el estilo y el glamour es la nota predominante en su vida y en la de quienes la rodean. Tan sólo hay que ver a su marido Sebastián Caicedo para saber de qué estamos hablando. 

Pero hablábamos de destape y de descubrir secretos. Y Carmen, a día de hoy no es de las que tiene un tatuaje oculto, un dibujo con significado en su anatomía del que sólo ella sabe. Para nada. Y es que hace algún tiempo, Catalina Santana lucía algo diferente a lo que lo hace hoy. Y no es que su cuerpo haya variado mucho a lo largo del tiempo, aunque algunos se empeñen en hablar de cirugías, es que su peinado, la longitud de su melena era otra a la que tiene ahora. Bastante más larga, casi hasta la cintura y algo más oscura que la actual, así aparecia Carmen en una fotografía de antaño mientras pasea con un bañador mini por la playa. Y es que al final los secretos de una, tarde o temprano ven la luz, aunque no quieran.