¡Carmen Villalobos es fuego! Y de verdad: la foto

Sol, calor y Carmen

A vueltas con Carmen Villalobos, con su vida desde que decidió volver a dejar de ser soltera aunque no lo estuviera y con sus campañas de publicidad. Carmen no para.

Debe ser por eso de tener la fama ya ganada que los últimos descuidos de Carmen hayan sido pasados por alto por todo tipo de empresas. Ni vestida en plena piscina ni con albornoz a medio abrochar consigue espantar a cualquiera que quiera promocionar lo suyo, que Carmen tiene su tirón y su público más fiel hasta decir basta.

Y de eso se trata esta publicación, de publicidad, de los jeans que llevan su nombre y de lo bien que le sientan a ella y de lo mucho que nos gustaría que su cuerpo fuera el nuestro para lucir así. Con un estilismo propio del verano y de los días de más calor, Carmen encara al sol con un mono corto que nos deja claro lo que tiene y lo que deja ver. Botas a media rodilla, que el estilo no está reñido con la temperatura y perfil de diosa mirando al sol, lo típico de Carmen.

Lo curioso de todo este escenario veraniego es el fuego, el juego a las espaldas de Catalina Santana que acompaña como decorado a la actriz. Y no es que a Carmen le haga falta ningún tipo de ayuda externa para subir temperatura y soliviantar ánimos, que ella solita se sobra, es de esas ideas del fotógrafo, decorador o de la marca del momento con la que hay que comulgar porque son los que pagan la cuenta.

Lo cierto es que Carmen está espectacular y que Sebastián Caicedo, su futuro esposo de nuevo, no cabe en sí de gozo de tener una hembra como ella a su lado. En breve las noticias sobre su boda, casi que nos morimos de ganas por saber.