¡Carmen Villalobos se sube la camiseta!: la foto más picante

El lado más travieso de la actriz

Todos tenemos un lado travieso. Lo atamos en corto y le damos libertad a nuestro gusto, según nos parezca y nos apetezca, en función de dónde estemos y con quién estemos. Nuestra parte más oculta, no necesita más explicación. Carmen Villalobos juega con ese lado rebelde y menos obediente como nadie. Sabe cómo sacarle partido a esa cara de buena. Sabe despistarnos y dejarnos desorientados. Porque ni nunca es tan buena como parece ni tan revoltosa como quiere hacernos creer. Otra forma más de interpretar, de ejercer su profesión fuera de focos y público.

Lo bueno que tiene la colombina es su naturalidad. Y esa sonrisa que acompaña cada una de sus apariciones, que arropa y la hace más cercana si cabe. No hay calificativos que puedan hacer justicia a todo el encanto y glamour que derrocha esta artistaza dentro y fuera de los escenarios. Nos tiene encandilados la guapa colombiana.
Carmen no necesita grandes estilismos para lucir perfecta. Guapa de largo y guapa de corto. Guapa en cualquiera de las versiones Villalobos y se ponga lo que se ponga. Fíjate todo lo que se puede decir de ella con un simple bikini rosa y una camiseta transparente que deja entrever la parte superior de su traje de baño. No hay mucha más tela en el estilismo escogido. Una cara bonita sin maquillaje y con pendientes grandes como único complemento. Porque ya lo hemos dicho, Carmen no necesita ningún aderezo para brillar. Ni en pantalla ni en pasarelas. No en vano es considerada como uno de los rostros más bonitos de Colombia e imagen de marcas que se la rifan para promocionar sus productos y servicios. Porque si Catalina Santana es un reclamo sin ninguna duda, Carmen Villalobos es ganancia y presencia asegurada. Y nosotros estamos encantados de que así sea.